Connect with us

Hi, what are you looking for?

InfoMOTOR

Citroën C3 Live Pack versus Volkswagen Polo Track: ¿qué auto accesible conviene comprar en marzo?

El segmento de los autos compactos es por excelencia el más voluminoso del mercado argentino y quienes buscan un 0km miran con mucha atención las distintas alternativas que ofrece este nicho en el que conviven distintas realidades.

En este espacio hay sedanes (con un tercer volumen y baúl más grande) y hatchback, estos últimos con dimensiones un poco más acotadas y generalmente con una estética más juvenil, de los cuales, además, hay mayor oferta para elegir.

Hoy nos centramos en las opciones más accesibles de dos modelos que apuntan a un mismo público pero con recetas distintas, en un momento donde muchos potenciales clientes buscan mejores oportunidades de precios y también consideran los costos de mantenimiento a futuro.

Frente a frente, Citroën C3 Live Pack, con un precio de $19.131.900, vs Volkswagen Polo Track a $21.227.100 pesos.

Autos según diseño, habitabilidad y confort

 

Sin rodeos, en esta contienda el Citroën C3 tiene una imagen más atractiva y juvenil, que hilando muy fino puede llegar a confundir su silueta con la de un «mini SUV». El Volkswagen Polo, en tanto, mantiene la histórica lógica del Gol Trend (al cual reemplaza) y recurre al formato genérico que tiene muchos modelos de la marca alemana.

Al tratarse de versiones económicas, en ambos casos están despojadas de cromados, llantas de aleación y manijas de las puertas color carrocería. En términos de diseño interior es también el modelo de Citroën el que parece estar más «aggiornado» a los tiempos que corren, con una pantalla multimedia de 10 pulgadas con Mirror Screen (compatible con Apple CarPlay y Android Auto de manera inalámbrica) y un panel de a bordo más agradable.

El interior del Citroën C3 es más moderno, con pantalla de 10 pulgadas.

El interior del Citroën C3 es más moderno, con pantalla de 10 pulgadas.

 

Puertas adentro, el Polo explora con mayor timidez un panel de abordo sobrio, provisto -de momento- con una antigua radio con bluetooth y un pequeño display digital, aunque con un instrumental más completo y preciso que el del C3, que peca de minimalista con escasa información.

El Volkswagen Polo mantiene la estética del discontinuado Gol.

El Volkswagen Polo mantiene la estética del discontinuado Gol.

 

Por supuesto, los plásticos duros abundan en estos modelos, pero el de Volkswagen muestra mayor esmero en las terminaciones y encastres, ofreciendo una mejor percepción en la calidad general.

Los dos miden 4 metros de largo y ofrecen una distancia entre ejes similar: 2,54 metros en el C3 y 2,56 metros en el Polo, cotas que marcan que el espacio interior es idéntico en ambos.

Las plazas traseras del Citroën C3 tienen espacio para tres personas.

Las plazas traseras del Citroën C3 tienen espacio para dos personas.

 

Sin regulación de volante y sólo con ajustes en altura en la butaca, la posición de manejo es más elevada en el Citroën y eso incomodará a los más altos pero será bienvenida en los de menor estatura.

En el Volkswagen Polo, entran la misma cantidad de personas que en su competidor.

En el Volkswagen Polo, entran la misma cantidad de personas que en su competidor.

 

Tal como ocurre con la mayoría de los modelos de este segmento, atrás caben dos personas adultas con bastantes limitaciones para estirar los pies. La capacidad de carga del baúl es apenas más amplia en el Citroën: 315 vs 300 litros del Volkswagen, pero lamentablemente la rueda de auxilio es de uso temporal es común en estos dos hatch.

Motor y comportamiento de Citroën vs Volkswagen

 

Mientras las versiones más básicas del C3 equipan un motor tricilíndrico 1.2 (aspirado) que eroga una potencia máxima de 82 CV, el Polo Track se sirve del histórico 1.6 (también aspirado) de 116 CV. En sendos casos, la caja es manual de 5 velocidades.

La diferencia nominal de potencia juega lógicamente a favor de las prestaciones del Polo, que acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos (14,3 seg en el C3) y alcanza una velocidad máxima de 175 km/h (163 km/h en el Citroën).

El Citroën C3 tiene un motor 1.2 aspirado.

El Citroën C3 tiene un motor 1.2 aspirado.

 

Sin embargo, la «modernidad» del impulsor de los dos chevrones contribuye a que ofrezca un consumo de combustible un poco más moderado: el Citroën puede recorrer 13,9 km/l mientras que el Volkswagen alcanza 12,9 km/l de combustible.

En el andar de cada uno también notamos diferencias. Si lo que se pretende es un auto blando, el Citroën encaja perfecto debido a su buen confort de marcha, una dirección muy liviana y neumáticos (de 15″) con buen perfil para circular por nuestras calles.

El Volkswagen Polo tiene un motor 1.6 del viejo Gol.

El Volkswagen Polo tiene un motor 1.6 del viejo Gol.

 

El Polo tiene una configuración mas dura, pero sin castigar a los ocupantes del vehículo, aún en terrenos accidentados. También calza neumáticos de 15 pulgadas y la dirección responde correctamente aunque no con la suavidad del C3.

Eso convierte al modelo de Volkswagen en un vehículo más apropiado para salir a la ruta, donde el Citroën debido a la altura de su carrocería y sus trochas angostas se advierte bastante inestable en altas velocidades.

En cuanto al sistema de frenos hay que resaltar que ambos disponen de tambores traseros y ninguno se destaca por ofrecer un mecanismo muy eficaz: para detenerse por completo desde 100 km/h, el C3 necesitó de 43,1 metros mientras que el Polo de 46,8 metros.

Equipamiento y precio: ¿con cuál quedarse?

 

Al tratarse de las versiones más básicas de cada modelo, lógicamente los «amenities» son muy limitados. Por ejemplo, en ambos los espejos laterales se regulan manualmente y el aire acondicionado es manual, mientras que los vidrios sólo tienen regulación eléctrica en las puertas delanteras y el tapizado es de tela.

En materia de seguridad, además de los obligatorios frenos ABS y el ESP (control de tracción y estabilidad), ambos cuentan con anclajes para sillas infantiles y el C3 suma asistencia de arranque en pendiente, pero Polo ofrece mayor protección para sus ocupantes: cuatro airbags vs sólo dos (frontales) en el C3.

Por precio, la opción conveniente es el Citroën C3.

Por precio, la opción conveniente es el Citroën C3.

 

Indudablemente el punto más controvertido para evaluar es el precio de estos autos. Con las listas oficiales actualizadas por las terminales recientemente, el valor escala a unos veinte millones de pesos en promedio, un costo que resulta carísimo en dólares (ya sea el oficial o el paralelo) en función de lo que ofrece cada modelo.

El Citroën C3 Live Pack ($19.131.900) es unos $2 millones más barato que el Volkswagen Polo Track ($21.227.100), pero al margen de eso ofrece un plus de ventaja para quienes evalúen su compra: ese costo tiene bonificado los primeros tres service del período de garantía.

Por calidad, el Volkswagen Polo es la mejor opción de compra.

Por calidad, el Volkswagen Polo es la mejor opción de compra.

 

En los tiempos que corren, no caben dudas de que el precio y las facilidades juegan un papel preponderante. Sin embargo, en el promedio, el modelo de Volkswagen resulta más atractivo por su reputación, calidad general y presumible poder de reventa.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO QUE TE PERDISTE

InfoMOTOR

Cuando el fuego afecta a un auto, independientemente del tipo de vehículo del que se trate, es realmente doloroso. Cuando arde un edificio entero...

Sociedad

Un grupo de delincuentes interceptó a un hombre que viajaba con su beba, lo amenazaron con un arma para que se bajaran del vehículo y le robaron. En...

Deportes

Después de que se confirmara su continuidad, Carlos Tevez tomó una fuerte medida con el plantel de Independiente, que no logró clasificar a los cuartos de final de...

Deportes

En la previa de lo que será el Superclásico entre Boca y River por los cuartos de final de la Copa de la Liga, Edinson Cavani sorprendió con una publicación en sus redes...