Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Polémica por el programa “Cristianos a ayudar”, el voluntariado de evangélicos que promueve el gobierno

La alianza del gobierno provincial con las iglesias cristianas para realizar un barrido casa por casa en el Gran Resistencia con la idea detectar posibles casos de coronavirus despertó fuertes críticas. Quienes cuestionan la iniciativa aseguran que los voluntarios que participarán de ese operativo no tienen el conocimiento ni las herramientas para hacerlo, además de recolectar información personalísima. Desde el gobierno remarcaron que este proyecto es importante y puede ser efectivo previo al inicio de la desescalada.

A pocos días del inicio de la desescalada paulatina del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que comenzará el sábado, el gobierno del Chaco pactó una alianza estratégica con las Iglesias Evangélicas de Resistencia la cual consiste en lanzar a la calle a 1.500 voluntarios con la idea de recorrer casa por casa buscando posibles casos de coronavirus en el Gran Resistencia.

Esta medida fue criticada por organizaciones feministas, sindicatos y hasta legisladoras del oficialismo por considerar “temerario” enviar a estas personas a realizar este tipo de tarea sin capacitación ni elementos de protección, además de cuestionar el pacto de sectores religiosos con el Estado. De todos modos, desde el gobierno reiteraron que la medida es adecuada y puede servir para detectar casos de manera precoz previo a una apertura paulatina de actividades en el tercer conglomerado urbano más golpeado por la pandemia en el país.

El marco legal que creó “Cristianos a Ayudar” es la disposición 16/2020 de la subsecretaría de Atención y Acceso al Sistema de Salud, firmada el 17 de junio por la subsecretaria Sofía Dimitroff Petcoff. Dicha resolución fue ratificada por la ministra, Paola Benítez, mediante la resolución 1202.

¿Qué dice la resolución? La misma sostiene que “atento a la etapa epidemiológica de transmisión comunitaria sostenida por la pandemia del virus COVID-19 (sic) en que se encuentra la provincia, resulta necesaria la adopción de medidas a través del trabajo comunitario de voluntarios de las Iglesias Cristianas, alumnos de la carrera de enfermería de la Escuela Superior de Salud Pública y alumnos de la Universidad del Chaco Austral a efectos de relevar información que serán volcada en formularios a rellenar por los mismos, a través del rastrillaje domiciliario, respetando el distanciamiento de dos metros, con barbijo y sin contacto con los ciudadanos que permitan detectar los síntomas compatibles con casos sospechosos de COVID-19 con la coordinación de la Dirección de Enfermería del Ministerio de Salud Pública”.

Además, agrega que los voluntarios deberán identificar e informar los casos al Ministerio de Salud para la intervención correspondiente y contarán con identificación expedida por la Dirección de Enfermería. La disposición finaliza autorizando a estos voluntarios a comenzar a trabajar a partir del 20 de julio.

En declaraciones a CIUDAD TV, el subsecretario de Promoción a la Salud, Atilio García Plichta aseguró que los voluntarios recibieron una capacitación previa para realizar esta labor y que no tienen autorizado el ingreso a los domicilios. Comentó además que hasta este jueves se evaluaron más de dos mil casas y se realizaron 11 hisopados. Los rastrillajes se están realizando en Fontana, Barranqueras y Resistencia.

“No es que estas personas salen a la búsqueda sin tener un conocimiento detallado”, indicó el funcionario. “Además, hay un equipo de salud que los acompaña para tomar las muestras de los hisopados para poder aislar a esos grupos familiares”, remarcó.

“Esta es una herramienta tremenda para llegar casa por casa y, en caso de encontrar a alguien con algún síntoma, poder evaluar con el equipo de enfermería que están trabajando en el programa y ver si es necesario realizar el hisopado, que se hace en la casa, con el equipo de protección necesario para tomar estas muestras”, añadió.

Voluntarios de “Cristianos a Ayudar”.

“Un lindo ejército”

Por su parte, el pastor Jorge Ledesma, de la Iglesia Cristiana Internacional, comentó esta idea del voluntariado nació luego de que las iglesias locales se ofrecieron a ayudar al gobierno en lo que sea necesario.

“Ellos nos mostraron que estaban en la planificación de ir flexibilizando la cuarentena. Y entonces nos pidieron que ayudemos a detectar los casos sospechosos de la ciudad”, sostuvo Ledesma en declaraciones al noticiero de Gigared.

“Un ejército muy lindo salió a la calle, coordinado por el ministerio de Salud, haciendo un rastrillaje barrio por barrio para poder detectar a las personas con casos sospechosos para evitar que sigan contagiando a otros”, afirmó. Ledesma señaló también que además de verificar si las personas visitadas tienen algún síntoma, se les realiza “una oración”. “Estamos bendiciendo a las personas. Llegamos a una casa y si están con angustia o cargados, hacemos oraciones por ellos”, reconoció.

Cabe recordar que Ledesma está fue imputado por el fiscal Federal de Resistencia, Patricio Sabadini, por la presunta violación de la cuarentena en el mega evento religioso que encabezó el 31 de mayo, durante la celebración del Pentecostés, en la zona sur de Resistencia.

Críticas

Organizaciones feministas, sindicatos, partidos políticos y legisladores del oficialismo, entre otras personas, salieron a cuestionar este programa. En una carta dirigida al gobernador, Jorge Capitanich, aseguraron que resulta “temerario que 1500 personas salgan a la calle sin equipo apropiado, sin entrenamiento adecuado y sin respetar las distancias que ordena el protocolo constituyendo un alto riesgo para todes, el barrido territorial se hace a dos metros de distancia y con protección ocular de la que carecen”.

“Que no son los militantes de las Iglesias quienes pueden manejar datos personalísimos, compete al personal de salud de la provincia manejar esa información confidencial. Tal medida representa un contrasentido cuando las organizaciones sociales nos hemos puesto a disposición desde el primer día de le emergencia declarada para articular la prevención y el abordaje de la pandemia desde una perspectiva comunitaria de cuidados”, señalaron, en un documento publicado en revista Bohemia.

“Resulta hasta discriminatorio que se pacte con sólo un sector civil cuando la autoridad del ministerio se mostró reticente al funcionamiento institucional del comité de emergencia, vulnerando la participación organizada de una importante diversidad de organizaciones de la sociedad”, remarcaron.

“Nos preocupa además que en su discurso del sábado, hablara del bono de 5 mil para trabajadores de salud, agradeciendo a todxs y mencionó a los «voluntarios» que prontamente serán recompensados también. Con semejante situación de precarización laboral no queremos imaginar que hacía referencia a estos «voluntarios»”.

“Reconocemos en la historia una larga lucha por el reconocimiento de derechos de las mujeres y las disidencias sexuales, también es en esa historia donde vemos acciones antiderechos por parte de las iglesias cristianas y católicas. El Estado no puede ser un templo y los templos deben tributar”.

“Alentamos al progreso de todos los derechos consagrados en las legislaciones vigentes pero bajo ningún punto de vista las creencias personales y de índole espiritual deben interferir en el libre ejercicio de nuestros derechos. Entendemos que estas acciones no son inocentes”.

“Es el Estado el que debe velar por la prevención en salud y toda la sociedad debe colaborar en el cumplimiento de tales medidas, inclusive las iglesias”, finalizaron el documento que lleva las firmas de la senadora chaqueña, María Inés Pilatti Vergara; las diputadas provinciales, Tere Cubells y Gladis Cristaldo; la delegada del INADI Chaco, Nancy Sotelo; la exsenadora, Elena Corregido; la directora de Diversidad y Disidencia Sexual, Úrsula Sabarece; María Salomé Messa Torres, Campaña Federal por la Separación Estado/Iglesia Chaco; el partido Frente Grande; el Sindicato Amas de Casa del Chaco; Mujeres Evita-Chaco; Secretaria de Género UTRE-CTERA-CTA y el Movimiento Furia Travesti Chaco, entre otros y otras.

La ministra de Salud, Paola Benítez, junto al grupo de voluntarios de “Cristianos a Ayudar”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Politica

Como todos los días, el Ministerio de Salud de la Nación reporta la situación sanitaria del país en relación con el avance del coronavirus a través de una...

Tecno

El negocio móvil exhibe, cada tanto, alguna excentricidad. Esta semana somos testigos de un nuevo caso: un teléfono capaz de “caminar” por su cuenta hasta...

Politica

En el marco de la ejecución del Plan Ciudad en Desarrollo, el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, encabezó una reunión de trabajo con la...

Sociedad

La operatoria y ciertos requisitos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que otorga la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) debido a la pandemia...