Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Mirar hacia atrás: las reflexiones de los expertos sobre el confinamiento y su impacto

Una de las primeras medidas que se tomaron en Argentina en relación al coronavirus fue el aislamiento. La idea era que la mayor parte de la población permaneciera en cuarentena y saliera únicamente cuando era indispensable, de modo que la circulación de personas se redujera y fuera posible detener la propagación de la enfermedad.

La efectividad de esa medida es indiscutible, más allá de los matices que existan en el medio. Sin embargo, también es innegable que el confinamiento tuvo un impacto fuerte en la población. De ese efecto fueron pocos los que pudieron escapar, ya que golpeó de distintas maneras a niños, adolescentes, padres y madres.

Algunas reflexiones sobre el confinamiento y su impacto

Tal como se mencionó, la mayoría de las personas sintieron, de alguna manera, los efectos del aislamiento y de todo lo que esa situación produjo.

En este sentido, la Lic. Andrea Spinosa indica que “hay dos palabras importantes que emergen de este escenario: aislamiento e incertidumbre”. La experta, que es Coordinadora del Equipo de Niños y Adolescentes de Medicus, indica que “hay un quiebre con lo cotidiano y con lo conocido”.

Esa ruptura se puede ver en cambios concretos que la mayoría de los habitantes de la Argentina -y del mundo- debieron afrontar.

“El cambio de modalidad de trabajo -que se pasó a home office para muchas personas- y la modificación de las rutinas que se tenían hasta el momento”, son dos de los elementos que la experta menciona en este sentido. Además, a estos y a sus efectos hay que sumarle “la información permanente por parte de los medios de comunicación y las redes sociales, y los hijos con su escolaridad suspendida”, en palabras de la Lic. Spinosa. Esos cuatro factores constituyen un combo difícil de sobrellevar y que, no obstante, fue necesario atravesar.

Aquí es importante hacer una pausa y mencionar que “en cada etapa vital los síntomas se manifiestan de manera diferente”. Esto significa que los niños y los adolescentes, al igual que los padres que son adultos, expresan lo que les pasa de manera distinta.Los niños y niñas también sintieron el impacto del aislamiento en su día a díaLos niños y niñas también sintieron el impacto del aislamiento en su día a día

Así suelen expresarse los niños y niñas

Los más chicos cuentan lo que les sucede de una manera peculiar. “Se suelen expresar a través del cuerpo, se encuentran más inquietos y demandantes”, señala la Lic. Andrea Spinosa. Además, agrega que “en esta etapa pueden expresar sensaciones de angustia, en cuyo caso se suelen mostrar más temerosos, podrían tener miedos y pesadillas, temor a futuras pérdidas y regresión en los logros del neurodesarrollo”.

Qué pasa con los adolescentes

Los adolescentes también tienen una manera peculiar de expresar y contar lo que les sucede. “Padecen el encierro más que los niños”, explica la experta de Medicus. En este sentido, indica que “si bien tienden a refugiarse en los amigos y redes más que en la familia, se ven imposibilitados de la tan deseada independencia y ese recurso, que son los grupos de pertenencia, se ha visto muy limitado”.

Eso ha llevado a que muchas de las actitudes esperables de la edad se intensificaran. “Los adolescentes se mostraron de peor humor, con mayor confrontación hacia los padres y más aislados”, señala la Lic. Andrea Spinosa.Los adolescentes sufrieron mucho el aislamientoLos adolescentes sufrieron mucho el aislamiento

Qué se sugiere en estas circunstancias

La realidad es que actualmente el aislamiento y las medidas restrictivas han disminuido, pero muchos de los efectos pueden permanecer porque no todas las actividades han retornado a la normalidad. Por otro lado, es importante considerar la posibilidad de que algunas medidas restrictivas se retomen, ya que se está viendo un aumento en los casos de Covid-19.

Para atravesar la situación actual y cualquier circunstancia futura cabe mencionar algunas recomendaciones. “Mantener las rutinas, los horarios de comida, de sueño y de tareas, es uno de los pilares para mantener algo de lo cotidiano”, explica la experta. Asimismo, indica que “los adultos puedan establecer alguna actividad conjunta con los niños o adolescentes, desde algún juego a alguna tarea cotidiana, puede ayudar también”.

La poca exposición a la información de todos los días también es un factor relevante. A veces, el exceso de información puede ser un elemento de estrés y ansiedad, cuando no siempre es necesario tener cada dato nuevo que surge.

Por último, es importante saber que las peleas, molestias, los roces entre los habitantes del hogar, son esperables e inevitables. No es necesario pensar en que se puede estar en un estado de armonía constante porque eso es impracticable y, además, puede llevar a la frustración.

“Bajar las exigencias”, dice la experta de Medicus, como consejo máximo y general, aplicable a todos los ámbitos de la vida y a todos los grupos etarios. “En este escenario desconocido todos vamos improvisando día a día, intentando paliar la situación, pensando en un futuro mejor”, concluye.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

También te puede interesar

Sociedad

Como parte de la segunda etapa del programa “Chau Mosquito”, se inició esta semana la fumigación de todas las dependencias de la Ciudad, a...

Sociedad

La labor de Prefectura Naval posibilitó el hallazgo. Tres personas terminaron detenidas. Miembros de la Prefectura Naval Argentina lograron incautar más de 2 toneladas...

Sociedad

Inmensa tragedia enluta a Sáenz Peña. Las cenizas que trasladaban de Sáenz Peña a Salta eran de una mujer que había fallecido por coronavirus....

Tecno

En América Latina, más de la mitad de las mujeres en el sector TI (tecnologías de la información) ha reportado realizar la mayor parte...

Advertisement