Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

Lemoine reconoció que le intervino el ministerio a Pettovello para repartir comida

Ante el segundo faltazo de la ministra a la Comisión de Salud, la diputada cercana a Karina reveló que consiguió dinero del PNUD para una ONG que trabaja con 400 comedores.

La diputada Lilia Lemoine admitió que le pisó el área de distribución de alimentos a la ministra Sandra Pettovello, cuando admitió que tramitó papeles ante el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para «ayudar» a una ONG que reparte comida a 400 comedores.

«Porque tengo presencia mediática pedí que por favor, si había comedores que no estuvieran recibiendo los alimentos, se contactaran conmigo y, efectivamente, se contactó conmigo una organización no gubernamental, que ayuda a 400 comedores», admitió en la reunión de la Comisión de Salud y Acción Social, donde Pettovello pegó el faltazo a la citación de los opositores por segunda vez.

En ese contexto, Lemoine reconoció: «Mi despacho se dirigió, habló con la gente, presentaron los papeles y nos solicitaron el PNUD». «Nosotros hablamos con Capital Humano y en menos de 24 horas el PNUD fue otorgado», dijo ante el bullicio de los diputados del peronismo y la izquierda.

 

El relato de la cosplayer libertaria cayó como una bomba en la interna oficialista entre la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, y la alicaída ministra Pettovello. Lemoine también fue raleada por la hermana del presidente Javier Milei pero fue una de las encargadas de asediar a su par Marcela Pagano, cuando se resistió a abandonar la presidencia de la Comisión de Juicio Político.

 

La impulsora originaria del canal de Youtube de Milei trató de mitigar el daño que generaba su confesión pero ya era tarde. «Quienes conozcan comedores que necesiten ayuda, no tengo ningún problema en recibirlos y hablar con quien tenga que hablar», presumió, y aclaró: «Nosotros no lo entregamos como La Libertad Avanza, no lo promocionamos, no voy a decir quiénes son tampoco».


La primera en salirle al cruce fue Paula Penacca, quien le atribuyó «una confusión gravísima» sobre los roles de los diputados y las reglas de la democracia. «Lo bondadosa que se ha mostrado aquí la diputada preopinante puede conmovernos pero no resuelve los problemas de la Argentina, no resuelve los problemas de un ministerio que tiene toneladas de comida en un ministerio pudriéndose», dijo.

 

Pero fue más cruda cuando sugirió que Milei reemplace a Pettovello con Lemoine, a raíz de que la legisladora expuso que una ONG le acercó a su despacho una lista de comedores que necesitaban alimentos y ella destrabó los obstáculos burocráticos. «Podría ocupar el ministerio porque la ministra Pettovello no pudo ordenar ninguna auditoría sobre ningún comedor y tiene la comida pudriéndose», marcó.

 

Al respecto, acotó: «Podemos armar una fila del hambre en la puerta del despacho de Lemonie pero planteaba que recibió a una asociación civil que administraba o generaba la posibilidad de que 400 comedores le brindaran alimentos a las personas». «En 24 horas solamente parece que pudo analizar, recorrer y corroborar que 400 comedores efectivamente hicieran eso y otorgarles no sabemos cómo, porque no es la competencia de los diputados, disponer de fondos de organismos internacionales para que esa asociación estuviera financiada por el Estado nacional y pudiera seguir ejerciendo esa tarea», resaltó.

 

Lemoine volvió a pedir la palabra para advertir a los opositores que «comprendieron mal» lo que ella había dicho. «En ningún momento dije que auditamos 400 comedores en un día», indicó, y agregó que eso sería «muy de bruto» y quien hubiera entendido así «muy brillante no es».

Antes se había trenzado en una discusión con Romina Del Plá para negar que el operativo policial dispuesto por Patricia Bullrich en los alrededores del Congreso cuando se trató la Ley Bases en el Senado constituyera «represión». «Quisiera responder, ante todo, a la diputada preopinante con respecto a la mezcla que está haciendo de lo que supuestamente llaman una represión», expresó la libertaria, y consideró que «represión suena a militares, suena a desaparecidos».

 

Aunque el saldo del despliegue de los uniformados incluyó la detención de 30 personas y hasta hubo policías que gasearon a diputados peronistas, Lemoine sostuvo: «La verdad es que no se reprime cuando hay una protesta pacífica pero se debe detener a las personas que destruyen la propiedad privada, lo hayan hecho o hayan caminado o corrido 10, 20 o 30 cuadras». «El hecho está hecho, y si tienen pruebas de que esas personas pertenecen al ministro de Seguridad, tienen que ser presentadas y la denuncia hecha porque sería gravísimo», agregó.

 

Por otra parte, recordó que el año pasado fue rociada con combustible en las puertas de la Legislatura porteño. «Yo he sido rociada con nafta, solamente por ser yo, por ser libertaria». «Si fuéramos un gobierno represor, qué pasaría hoy», preguntó para terminar sugiriendo que el Poder Ejecutivo resuelve que los detenidos sean «llevados a juicio».

 La primera en salirle al cruce fue Paula Penacca, quien le atribuyó "una confusión gravísima" sobre los roles de los diputados y las reglas de la democracia. "Lo bondadosa que se ha mostrado aquí la diputada preopinante puede conmovernos pero no resuelve los problemas de la Argentina, no resuelve los problemas de un ministerio que tiene toneladas de comida en un ministerio pudriéndose", dijo. Pero fue más cruda cuando sugirió que Milei reemplace a Pettovello con Lemoine, a raíz de que la legisladora expuso que una ONG le acercó a su despacho una lista de comedores que necesitaban alimentos y ella destrabó los obstáculos burocráticos. "Podría ocupar el ministerio porque la ministra Pettovello no pudo ordenar ninguna auditoría sobre ningún comedor y tiene la comida pudriéndose", marcó. Al respecto, acotó: "Podemos armar una fila del hambre en la puerta del despacho de Lemonie pero planteaba que recibió a una asociación civil que administraba o generaba la posibilidad de que 400 comedores le brindaran alimentos a las personas". "En 24 horas solamente parece que pudo analizar, recorrer y corroborar que 400 comedores efectivamente hicieran eso y otorgarles no sabemos cómo, porque no es la competencia de los diputados, disponer de fondos de organismos internacionales para que esa asociación estuviera financiada por el Estado nacional y pudiera seguir ejerciendo esa tarea", resaltó. Lemoine volvió a pedir la palabra para advertir a los opositores que "comprendieron mal" lo que ella había dicho. "En ningún momento dije que auditamos 400 comedores en un día", indicó, y agregó que eso sería "muy de bruto" y quien hubiera entendido así "muy brillante no es".Antes se había trenzado en una discusión con Romina Del Plá para negar que el operativo policial dispuesto por Patricia Bullrich en los alrededores del Congreso cuando se trató la Ley Bases en el Senado constituyera "represión". "Quisiera responder, ante todo, a la diputada preopinante con respecto a la mezcla que está haciendo de lo que supuestamente llaman una represión", expresó la libertaria, y consideró que "represión suena a militares, suena a desaparecidos". Aunque el saldo del despliegue de los uniformados incluyó la detención de 30 personas y hasta hubo policías que gasearon a diputados peronistas, Lemoine sostuvo: "La verdad es que no se reprime cuando hay una protesta pacífica pero se debe detener a las personas que destruyen la propiedad privada, lo hayan hecho o hayan caminado o corrido 10, 20 o 30 cuadras". "El hecho está hecho, y si tienen pruebas de que esas personas pertenecen al ministro de Seguridad, tienen que ser presentadas y la denuncia hecha porque sería gravísimo", agregó. Por otra parte, recordó que el año pasado fue rociada con combustible en las puertas de la Legislatura porteño. "Yo he sido rociada con nafta, solamente por ser yo, por ser libertaria". "Si fuéramos un gobierno represor, qué pasaría hoy", preguntó para terminar sugiriendo que el Poder Ejecutivo resuelve que los detenidos sean "llevados a juicio".Penacca, Bornoroni y Lemoine en la comisión de Salud de este martes

 

Su postura sobre la represión y la defensa cerrada que hizo sobre la gestión de Sandra Pettovello, que había sido citada por segunda vez en la comisión pero había vuelto a pegar el faltazo, desató comentarios de los representantes de Unión por la Patria. En el cruce de chicanas, Lemoine se quejó de que la legisladora Natalia Zaracho se reía de lo que ella decía: «yo no me reiría, tenés un intendente violador», disparó la cosplayer en referencia a las denuncias que pesan sobre el matancero Fernando Espinoza.

 

Finalmente, concedió que hubo «un par de diputados de Unión por la Patria (que) quedaron en el medio de la Policía, que estaba ejerciendo su labor de control y cuidado de los ciudadanos y gente que estaba manifestándose y a veces con cierta violencia».

«La próxima manifestación voy a salir yo a meterme entre el medio, sin custodia, ver qué me hacen a mí», desafió, y concluyó: «Querré que todos ustedes lo observen y me digan qué opinan y si la gente que va a manifestarse lo hace tan pacíficamente».

LO QUE TE PERDISTE

CORRUPCION

La Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (AAdeAA) denunció en la justicia federal de Chaco a funcionarios, ex funcionarios y empresarios por armar un mecanismo...

CORRUPCION

El ex Ministro del ex gobernador Jorge Milton Capitanich, critico fuertemente al Arq. Leandro Zdero, “la prioridad del gobierno es gastarse 130 millones de...

NOTICIAS

Miles de fieles partieron a pie, en carreta y a caballo desde la localidad de San Luis del Palmar a la Basílica de la...

Economia

El Consejo Directivo de Atilra anunció que realizará paros sorpresivos en las plantas de Sancor.