Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

[OPINIÓN] Mientras insistan en que hay dos modelos, no tenemos destino

El Presidente es débil, la oposición no genera esperanza y la política, toda ella, en sus dos versiones transita más cerca de la prebenda que del proyecto

El gobierno de Macri fue malo, tanto que nos devolvió al kirchnerismo que para ese entonces estaba agotado. Cristina se impone al elegir a Alberto quien no deja error por cometer. Viven el gobierno como una estudiantina, influidos por esa frivolidad a la que denominan “progresismo” que suele definir a quienes van por la vida sin rumbo ni convicciones. Conjunto de políticos que se adaptan a las circunstancias, algunos fueron parte de todos los gobiernos, eso sí, sin dejar nunca de dar cátedra de coherencia.

La Cámpora acumula cargos sin expresar ideas, en rigor abundan los odios y los resentimientos, antiperonistas, antiliberales, antipolíticos, todos plenos de razones sin absolutamente nada más que su resentimiento para aportar.

Algunos tratan de comparar con otros momentos de la historia, absurdo, antes fuimos una sociedad integrada, la más desarrollada del continente. Participé de un debate en la televisión, hay una generación formada por el dogma colonial, digo eso en plena conciencia que liberal es otra cosa. La iniciativa privada es imprescindible, tanto como la vigencia del Estado. Repito siempre que Menem y Macri tuvieron la misma política económica. Los “coloniales” se la agarran con José Ber Gelbard, inventan una deformación según la cual el nefasto Celestino Rodrigo fue resultado de aquella política y son mayoría de economistas, limitación de la historia que les impide entender el peso de la muerte de Perón.

Multiplicaron bancos y financieras, destruyeron industrias y nacionalizaron la deuda. Eso es lo que siempre nacionalizan, las deudas del robo que generan. La guerrilla se encarga de la otra deformación, juntos son los “dos demonios”, uno pretende una colonia como estamos siendo hoy y los otros, una guerra que no tiene destino.

Gelbard era el aluminio y la informática, ellos son las financieras. Todavía teníamos científicos de nivel, claro que para los importadores, intermediarios y gerentitos de empresas extranjeras; esa idea de ser nación, fabricar aviones, autos, tractores, todo eso les quitaba las comisiones a esos “comisionistas”, ideología que expresan Martínez de Hoz y Cavallo, definida por destruir industria y generar deuda.

Eso hicieron ellos e inventaron una teoría que cuestiona a Gelbard pero en rigor a todos los que forjaron esa patria que generaba orgullo. Esos liberales, los de la dictadura junto con Menem y Macri, son responsables de la deuda y la miseria.

Son fanáticos gorilas, antiperonistas pero esencialmente antipatria, expresan una idea de intermediarios formados para administrar sucursales coloniales. Los Kirchner compartieron esa concepción en la peor traición que fue la privatización de YPF. Ahora ya pagamos royalties por vender el departamento de la esquina, todo es dependencia económica o cultural, como si no supiéramos vender un humilde departamento.

Liberalismo es permitir la energía privada en su despliegue creativo, colonialismo es copiar las estupideces ajenas e imaginar que somos modernos porque imitamos la decadencia de otros ricos. Los inmigrantes se enamoraban de nuestras costumbres y las desarrollaban con el aporte de su cultura. Ahora un conjunto de empleados mentales copia lo peor de los demás destruyendo aquello que tanto les costó a nuestros mayores construir. El candidato del PRO vendió los terrenos del Tiro Federal, entre otros espacios, como si la historia le molestara o los negociados les resultaran más atractivos. Vender las propiedades colectivas, privatizar dicen que es para ahorrar y es para usurpar.

El presidente es débil, la oposición no genera esperanza y la política, toda ella, en sus dos versiones transita más cerca de la prebenda que del proyecto. Los odios afloran con el fanatismo que en otros tiempos albergaron la pasión por los sueños. El peronismo como pensamiento no tiene quien lo recupere, pero como historia mal leída da para todos los gustos.

Claro que cuando uno analiza los candidatos vigentes entiende que solo les queda hablar mal del pasado, o del otro, el resentimiento oculta la ausencia de propuesta. Cristina jugó demasiado para el poco de poder que le queda, el Presidente quedó aún más débil, el gabinete más sólido, pero difícilmente sirva para mejorar el resultado electoral. La política necesita estadistas, el presente solo le ofrece una caterva de logreros. Se fracasa por turno, Macri duró cuatro años, Alberto es derrotado apenas a los dos años de asumir. Todos se escudan en la pandemia, la pandemia en su virus más dañino se llama mediocridad. Nos queda el sueño y la esperanza de que alguien se anime a convocar a la unidad nacional. Por ahora es difícil, los privilegios los unen, la complicidad los define y la decadencia es el fruto amargo que estamos obligados a morder. Necesitamos una esperanza, no la albergan ninguno de los candidatos en juego, quien convoque a un proyecto de unidad nacional ingresará a la historia. El resto, de ambos bandos, por ahora solo parasitan el empobrecimiento colectivo. Mientras sigan diciendo que hay dos modelos, dejan en claro que no tenemos destino.

También te puede interesar

Sociedad

Los médicos advierten que la masticación de una hoja o de un fruto venenoso puede producir una fuerte irritación bucal.

POLICIALES

Agentes del Servicio Externo recibieron el aviso y fueron los encargados de dar con el rodado. Fueron hasta avenida Mac Lean al 3500 y...

POLICIALES

Fueron interceptados a bordo de una motocicleta por el personal de la Comisaria Segunda Metropolitana por la calle Corrientes y Raúl B Díaz. Alrededor...

POLICIALES

Intervino el personal de la División Investigaciones Saenz Peña, encontraron el artefacto oculto un baldío del barrio Ensanche Sur. Alrededor de a las 17:15,...

Advertisement
CN38 Info