Connect with us

Tecno

Una empresa obtuvo datos de millones de usuarios de Instagram de manera indebida y fue expulsada de la red social

editor02

Publicado

on

Instagram le quitó acceso de su plataforma a una startup de marketing, tras determinar que esa compañía recopilaba datos de sus usuarios de manera indebida.

La empresa en cuestión es Hyp3r y está acusada de utilizar datos sensibles de usuarios como ubicación, fotos y datos de perfil de las historias (stories) para realizar anuncios segmentados. Algo que, de acuerdo con las políticas de uso de Instagram, no está permitido.

Según publicó Business Insider, esto ocurrió a raíz de una combinación de errores de configuración y falla de supervisión por parte de Instagram. “Las acciones de Hyp3r no fueron autorizadas y violan nuestras políticas”, dijo un vocero de Instagram a ese medio. “Como resultado, los hemos eliminado de nuestra plataforma y hemos realizado cambios para evitar que otras compañías puedan adquirir ubicaciones públicas de los usuarios”, añadió.

Hyp3r es una compañía de marketing que rastrea publicaciones en redes sociales etiquetadas con ubicaciones del mundo real. Luego permite que sus clientes interactúen directamente con esos posteos a través de sus herramientas y utiliza esos datos para dirigirse a los usuarios de redes sociales con anuncios relevantes.

La cantidad de datos de Instagram que Hyp3r obtuvo no está claro. Lo que se sabe, según remarca Business Insider, es que más del 90% de sus datos provienen de esa red social, y que procesa y analiza más de un millón de publicaciones de esa plataforma al mes.

Hyp3r negó haber violado las reglas de Instagram. El argumento de la empresa es que accedieron a datos públicos (las stories eran públicas, y no era de perfiles cerrados) en la plataforma y que, del modo que lo hicieron, es legítimo.

La empresa recolectó datos de millones de usuarios de manera indebida y fue expulsada de Instagram (Shutterstock)

La empresa recolectó datos de millones de usuarios de manera indebida y fue expulsada de Instagram (Shutterstock)

Luego del escándalo de Cambridge Analytica, que implicó la recopilación de datos de 87 millones de usuarios por medio de una app de personalidad desarrollada sobre una API de Facebook, la compañía generó cambios en su plataforma y también en Instagram, que también es parte de la empresa liderada por Zuckerberg. Las modificaciones se hicieron para preservar la privacidad de los usuarios y, justamente, limitar los accesos a desarrolladores para evitar la intromisión o el uso de datos de manera que pueda ser considerada inadecuada.

Antes de ese episodio, la API de Instagram le permitía a los desarrolladores buscar posteos públicos de una ubicación en particular. Tras los cambios, Instagram comenzó a quitar algunas funcionalidad de su API, incluyendo herramientas de localización. Esto afectó a empresas que, como Hyp3r, recogían muchos datos de esta manera para generar anuncios personalizados.

Para contrarrestar el problema que esto le generaba, la empresa comenzó a desarrollar un sistema que les permitía seguir reuniendo datos de ubicación, más allá de las limitaciones impuestas por Instagram, según publicó Business Insider.

Hyp3r creó una herramienta que podía georreferenciar ubicaciones específicas y luego cosechar cada publicación pública y etiquetada con esa ubicación en la red social.

Las historias de Instagram de los usuarios comunes (publicaciones que se supone que desaparecen después de 24 horas) nunca estuvieron disponibles a través de la API de Instagram. Pero Hyp3r también creó una herramienta para recopilarlos. Así lograron guardar las imágenes indefinidamente, junto con los metadatos asociados.

La API oficial permite el acceso solo a historias de cuentas comerciales y cuentas de creadores, que no son visibles por ubicación.

Cómo usó los datos Hyp3r

Esos datos recopilados de manera indebida por Hyp3r fueron utilizados de diferentes maneras, según se publica en el informe de Business Insider:

Por un lado, les permitía dirigir anuncios personalizados para usuarios según sus intereses y los sitios que habían visitado. Así, por ejemplo, las empresas que son clientes de Hyp3r puede pedirle que geofence las ubicaciones de sus competidores, y luego se dirija anuncios dirigidos a las personas que visitaron a esos competidores.

Los datos recolectados de Instagram también se podrían combinar con información obtenida de otras plataformas para lograr obtener perfiles más detallados sobre los usuarios.

Además, le permitía a sus clientes interactuar fácilmente con los usuarios que estaban en sus propiedades (hoteles, clubes, gimnaiso, por ejemplo), utilizando su herramienta “Engage”. Eso quiere decir que las compañías que contrataban el servicio de Hyp3r podrían interactuar con las publicaciones etiquetadas con el nombre de su compañía y responder a ellas cuando quisiera.

Seguir leyendo

Tecno

Instagram ya tiene su ‘modo oscuro’. Así podés activarlo

editor02

Publicado

on

Por

Instagram ya cuenta con su función de modo oscuro, una de las más esperadas por todos los usuarios, que te permitirá ahorrar batería y aliviar la vista, especialmente cuando navegas a través de la aplicación en la noche.

Esta nueva función no puede ser activada de forma manual directamente desde Instagram. Así que si quieres oscurecer tu perfil de la red social deberás tener instalada la versión más reciente de la aplicación.

Seguir leyendo

Tecno

¿Escribís lento en WhatsApp? Acá van unos trucos

editor02

Publicado

on

Por

Seguro que en más de una ocasión has sentido que el autocorrector es un obstáculo a la hora de escribir un mensaje por WhatsApp. También si has cambiado de teléfono te habrás percatado que los teclados no reconocen las expresiones más comunes que sueles usar en las conversaciones. Así que aprovechamos a darte algunos trucos para que envíes mensajes con más comodidad y rapidez.

Lo primero que puedes hacer para escribir con más soltura en WhatsApp es desactivar el corrector ortográfico. Para hacerlo ve a la configuración de tu celular y selecciona en la opción de “Teclados”. Allí puedes desactivar el corrector o seleccionar otro que esté disponible, dependerá de tu teléfono.

Algunas de las opciones que te dará la configuración de «Gboard», el teclado de Google, es que te corrija mientras escribes, escribir con mayúscula la primera letra de la primera palabra de cada oración, insertar un punto seguido de un espacio al tocar dos veces sobre la barra espaciadora o desactivar por completo el corrector. En todo caso, estas configuraciones te ayudarán a hacer un poco más fluida la redacción en el servicio de mensajería instantánea propiedad de Facebook.

Si eres de los que escribe con una sola mano puedes también ajustar el teclado hacia la derecha o izquierda para que te sea más rápido y fácil redactar. Esto también te permitirá acelerar el ritmo de redacción en la aplicación de mensajería verde.

Otro truco sencillo para redactar mensajes a través del servicio de mensajería instantánea es escribir deslizando el dedo sobre el teclado. Y puedes también ir incorporando expresiones de uso particular en el diccionario personal del celular.

Sustituye palabras por emojis. Nada mejor para describir nuestras emociones que incorporar caracteres gráficos en las conversaciones de WhatsApp. Además te evitarán largos comentarios que tomarán su tiempo.

Si se trata de dinamizar los chats de WhatsApp estas son algunas opciones que te permitirán escribir con más rapidez. ¿Tienes algún otro truco?

Seguir leyendo

Tecno

Cómo ser buenos padres digitales

Publicado

on

Por

La paternidad es un cúmulo de preocupaciones. Todos los que son padres y madres lo saben. Que el niño coma, crezca, duerma e incluso que juegue bien (por no hablar del colegio). Ahora la tecnología parece sumar una preocupación más a esa lista.

¿Cuál es la edad apropiada para que tenga un móvil? ¿Jugar a los videojuegos tendrá un efecto nocivo en el cerebro de nuestros hijos? Nos hacemos un sinfín de preguntas de esta índole. La sociedad y los medios de comunicación ofrecen mensajes contradictorios que suman más inseguridad y vulnerabilidad entre padres y madres.

Nuestros hijos han nacido en una sociedad tecnológica y de información. Viven en ella y en ella tendrán que desarrollarse como ciudadanos y profesionales. Así lo recordó en una reciente entrevista para el podcast Crecer con Medios la profesora Mar Rodríguez, especialista en comunicación y menores. Son los tiempos que les ha tocado vivir. Y a nosotros como padres y madres también. Es necesario abogar por una educación abierta y comunicativa, con un fuerte enfoque creativo y participativo en la que la tecnología sea la aliada y no la enemiga. Y esa educación comienza en casa, con la familia.

La actitud de los progenitores

La educación en relación con los medios y la tecnología no empieza en el colegio, sino en las familias y en casa. Los progenitores son el primer y principal modelo de conducta de los hijos. Una actitud positiva y de acompañamiento ante los medios es esencial para sacar el máximo partido a la tecnología en familia. Después de la casa, pueden participar activamente otros espacios de creación sociales como son las bibliotecas, talleres, cuentacuentos o la escuela. En todos estos espacios las familias juegan una pieza fundamental.

Los progenitores se mueven entre diferentes actitudes ante los medios: principalmente positiva, aunque con preocupación ante el impacto de los medios digitales en sus hijos. En este contexto, las opiniones se polarizan en los dos extremos de cuántas y cuánta pantalla permitir a los más pequeños: a favor de las tecnologías o cero pantallas.

La niños tienen una relación con las nuevas tecnologías que a los adultos les cuesta entender (Shutterstock)

La niños tienen una relación con las nuevas tecnologías que a los adultos les cuesta entender (Shutterstock)

Las familias de Silicon Valley

Titulares sobre las restricciones digitales que imponen a sus hijos los gurús de Silicon Valley alimentan una visión negativa de la tecnología en el aprendizaje de los niños en sus primeras etapas en familia. Pero hay que matizar estos titulares y explicar la historia completa.

Lo que estos padres no quieren fomentar es el consumo indiscriminado de pantallas, pero animan a sus hijos de forma proactiva a que sean creadores de contenidos y productos digitales. Y lo hacen en espacios donde la tecnología se incluye junto con elementos más tradicionales como LEGOs o bloques de construcción. Por lo tanto, el componente tecnológico sí está en sus vidas, pero más desde un prisma de creación que de mero consumo. Y lo desarrollan de manera conjunta con los adultos.

Jugar, participar y crear con ellos

Una de las principales claves en la integración de la tecnología en casa es no centrarse exclusivamente en qué ven los niños con las pantallas, sino en qué hacen o pueden hacer con ellas.

Tradicionalmente, se ha visto a los padres como mediadores centrados en qué ven los niños, sobre todo para poner límites y protegerlos de los potenciales peligros de internet y las pantallas.

Recientes investigaciones ponen el foco en las familias como pieza esencial de la educación tecnológica de los niños, de maneras más participativas, creativas y lúdicas que la mera mediación.

Los niños aprenden jugando, participando con otros de manera colaborativa y siendo capaces de crear algo nuevo en un entorno agradable y seguro. La tecnología une a las familias: ven películas, juegan a videojuegos, etc. El uso de herramientas para comunicarse con familiares que están lejos, como Skype, aumenta la conectividad emocional con los seres queridos.

¿Un modelo perfecto?

Un buen progenitor digital utiliza la tecnología de manera consciente, intentando colocar el producto adecuado en el momento adecuado. Aunque es evidente que no siempre será posible.

El deseo es que la tecnología no lo inunde todo, y que también haya momentos y espacios libres de tecnología para fomentar otro tipo de conexiones. Puede ser desde un día sin pantallas, una tarde, las últimas horas del día… Es importante que los padres se informen sobre buenos productos y especialistas a los que consultar cuando surjan dudas, de la misma manera que se consultan preocupaciones con el pediatra cuando hay dudas médicas.

En este sentido, existen especialistas en educación en medios que pueden ser muy útiles. Acompañar a los hijos mientras consumen contenido digital, incluso también jugar y participar con ellos, es un buen aliciente para estar en familiar y compartir aficiones.

Por tanto, podríamos resumir que la clave de la paternidad digital no está tanto en fijar límites en cuanto a número de horas o pantallas, sino en qué hacer con la tecnología y hacerlo junto a los hijos.

Por María del Mar Grandío Pérez, Profesora Titular de Universidad. Coordinadora del Máster en Comunicación Móvil y Contenido Digital, Universidad de Murcia

Seguir leyendo
Advertisement
Loading...

APP CN38TV BAJATE

Facebook

Tendencias