Connect with us

Mundo

El Amazonas devorado por los incendios, en imágenes

editor02

Publicado

on

El Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil ha detectado más de 76.620 focos en lo que va de año, casi el doble que en el mismo periodo de 2018 (41.400), pero una cifra no tan alejada de los 70.625 registrados en 2016

  • “Nuestra casa está en llamas. Literalmente. La selva amazónica —los pulmones que producen el 20% del oxígeno de nuestro planeta— está en llamas. Es una crisis internacional”, proclamó el jueves el presidente francés, Emmanuel Macron, en su cuenta de Twitter. Algunos expertos consultados son más cautos. En la imagen, vista del incendio cerca de Porto Velho (Brasil), el viernes 23 de agosto.
    1“Nuestra casa está en llamas. Literalmente. La selva amazónica —los pulmones que producen el 20% del oxígeno de nuestro planeta— está en llamas. Es una crisis internacional”, proclamó el jueves el presidente francés, Emmanuel Macron, en su cuenta de Twitter. Algunos expertos consultados son más cautos. En la imagen, vista del incendio cerca de Porto Velho (Brasil), el viernes 23 de agosto.VICTOR R. CAIVANO AP
  • “Lo que muestran nuestros datos es que hubo una intensidad diaria de incendios por encima de la media en algunas partes de la Amazonia durante las dos primeras semanas de agosto”, señala Mark Parrington, de Copérnico, el programa europeo de observación de la Tierra. “Pero, en general, las emisiones totales [de CO2 generado por los incendios] estimadas para agosto han estado dentro de los límites normales: más altas que en los últimos seis o siete años, pero más bajas que a principios de la década de 2000”, subraya. En la imagen, las llamas queman una zona de la selva amazónica cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.
    2“Lo que muestran nuestros datos es que hubo una intensidad diaria de incendios por encima de la media en algunas partes de la Amazonia durante las dos primeras semanas de agosto”, señala Mark Parrington, de Copérnico, el programa europeo de observación de la Tierra. “Pero, en general, las emisiones totales [de CO2 generado por los incendios] estimadas para agosto han estado dentro de los límites normales: más altas que en los últimos seis o siete años, pero más bajas que a principios de la década de 2000”, subraya. En la imagen, las llamas queman una zona de la selva amazónica cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.UESLEI MARCELINO REUTERS
  • El Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil ha detectado más de 76.620 focos en lo que va de año, casi el doble que en el mismo periodo de 2018 (41.400), pero una cifra no tan alejada de los 70.625 registrados en 2016. “El número de incendios ha aumentado con respecto a los últimos años y está cerca del promedio a largo plazo”, explica Alberto Setzer, investigador del INPE. En la imagen, columnas de humo en un tramo de fuego de dos kilómetros a unos 65 km de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.
    3El Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil ha detectado más de 76.620 focos en lo que va de año, casi el doble que en el mismo periodo de 2018 (41.400), pero una cifra no tan alejada de los 70.625 registrados en 2016. “El número de incendios ha aumentado con respecto a los últimos años y está cerca del promedio a largo plazo”, explica Alberto Setzer, investigador del INPE. En la imagen, columnas de humo en un tramo de fuego de dos kilómetros a unos 65 km de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.CARL DE SOUZA AFP
  • La NASA también es cautelosa. "No es inusual ver incendios en Brasil en esta época del año, debido a las altas temperaturas y a la baja humedad. El tiempo dirá si este año es un récord o simplemente está dentro de los límites normales", tranquiliza la agencia espacial estadounidense en su web. En la imagen, una casa rodeada de tierra arrasada por los incendios cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.
    4La NASA también es cautelosa. “No es inusual ver incendios en Brasil en esta época del año, debido a las altas temperaturas y a la baja humedad. El tiempo dirá si este año es un récord o simplemente está dentro de los límites normales”, tranquiliza la agencia espacial estadounidense en su web. En la imagen, una casa rodeada de tierra arrasada por los incendios cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.VICTOR R. CAIVANO REUTERS
  • La NASA recuerda que los incendios en la cuenca amazónica son rarísimos el resto del año, pero su número aumenta a partir de julio, durante la estación seca, cuando muchas personas utilizan el fuego para mantener sus cultivos o para despejar la tierra para pastos u otros fines. Los incendios suelen alcanzar su pico en septiembre y desaparecen en noviembre. En la imagen, columnas de humo de uno de los incendios cercanos a Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.
    5La NASA recuerda que los incendios en la cuenca amazónica son rarísimos el resto del año, pero su número aumenta a partir de julio, durante la estación seca, cuando muchas personas utilizan el fuego para mantener sus cultivos o para despejar la tierra para pastos u otros fines. Los incendios suelen alcanzar su pico en septiembre y desaparecen en noviembre. En la imagen, columnas de humo de uno de los incendios cercanos a Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.VICTOR R. CAIVANO AP
  • “Es cierto que el bosque amazónico sufre incendios regularmente, pero de ninguna manera esto significa que sea normal. La Amazonia no evolucionó con incendios frecuentes. Los fuegos recurrentes no son un elemento natural en la dinámica de la selva tropical, como sí lo son en otros entornos, como El Cerrado [una región de sabana ubicada principalmente en Brasil]”, advierte la bióloga brasileña Manoela Machado. En la imagen, uno de los incedios del municipio brasileño de Nova Santa Helena debora un granja, el 23 de agosto.
    6“Es cierto que el bosque amazónico sufre incendios regularmente, pero de ninguna manera esto significa que sea normal. La Amazonia no evolucionó con incendios frecuentes. Los fuegos recurrentes no son un elemento natural en la dinámica de la selva tropical, como sí lo son en otros entornos, como El Cerrado [una región de sabana ubicada principalmente en Brasil]”, advierte la bióloga brasileña Manoela Machado. En la imagen, uno de los incedios del municipio brasileño de Nova Santa Helena debora un granja, el 23 de agosto.LEO CORREA AP
  • “La Amazonia arde durante las sequías, pero no por las sequías. Se quema porque hay una demanda de pastos y tierras de cultivo, y el Gobierno actual [presidido por Jair Bolsonaro] no solo no incluye el desarrollo sostenible en sus planes, sino que alienta la deforestación y restringe las acciones sistémicas contra ella”, lamenta Machado, investigadora de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) que estudia los impactos de las actividades humanas en las selvas tropicales. En la imagen, vista aérea de una zona de selva virgen junto a otro quemado recientemente cerca de Porto Velho, el 23 de agosto.
    7“La Amazonia arde durante las sequías, pero no por las sequías. Se quema porque hay una demanda de pastos y tierras de cultivo, y el Gobierno actual [presidido por Jair Bolsonaro] no solo no incluye el desarrollo sostenible en sus planes, sino que alienta la deforestación y restringe las acciones sistémicas contra ella”, lamenta Machado, investigadora de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) que estudia los impactos de las actividades humanas en las selvas tropicales. En la imagen, vista aérea de una zona de selva virgen junto a otro quemado recientemente cerca de Porto Velho, el 23 de agosto.VICTOR R. CAIVANO AP
  • “Creo que este año, hasta ahora, es normal en promedio, aunque la gravedad de los incendios varía por regiones. La diferencia es que este año los medios de comunicación se han hecho eco de la quema de la Amazonia, lo cual es genial”, opina el ecólogo David Edwards, jefe del mismo laboratorio de la Universidad de Sheffield. En la imagen, troncos ardiendo en una zona de llamas de la selva amazónica, cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.
    8“Creo que este año, hasta ahora, es normal en promedio, aunque la gravedad de los incendios varía por regiones. La diferencia es que este año los medios de comunicación se han hecho eco de la quema de la Amazonia, lo cual es genial”, opina el ecólogo David Edwards, jefe del mismo laboratorio de la Universidad de Sheffield. En la imagen, troncos ardiendo en una zona de llamas de la selva amazónica, cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.UESLEI MARCELINO REUTERS
  • El investigador David Edawards recuerda que los incendios en la cuenca amazónica son especialmente graves cuando ocurre El Niño, un fenómeno meteorológico natural y cíclico, vinculado a un incremento de las temperaturas en la parte oriental del Pacífico tropical. Los 70.625 focos registrados en 2016 coincidieron con un evento de El Niño potente. Este año, sin embargo, el fenómeno es débil y, pese a ello, se han detectado más incendios. En la imagen, vista aéra de la defoerestación provocada por los incendios a 65 km de Porto Velho (Brazil), el 23 de agosto.
    9El investigador David Edawards recuerda que los incendios en la cuenca amazónica son especialmente graves cuando ocurre El Niño, un fenómeno meteorológico natural y cíclico, vinculado a un incremento de las temperaturas en la parte oriental del Pacífico tropical. Los 70.625 focos registrados en 2016 coincidieron con un evento de El Niño potente. Este año, sin embargo, el fenómeno es débil y, pese a ello, se han detectado más incendios. En la imagen, vista aéra de la defoerestación provocada por los incendios a 65 km de Porto Velho (Brazil), el 23 de agosto.CARL DE SOUZA AFP
  • La selva amazónica alberga el 10% de todas las especies conocidas de animales y plantas y almacena 100.000 millones de toneladas de carbono, una cantidad 10 veces superior a la emitida cada año por el uso de combustibles fósiles, según los cálculos de la Universidad del Estado de Oregon (EE UU). Edwards advierte de que es una pescadilla que se muerde la cola. En la imagen, árboles calzinados de la selva amazónica en Porto Velho (Brazil), el 23 de agosto
    10La selva amazónica alberga el 10% de todas las especies conocidas de animales y plantas y almacena 100.000 millones de toneladas de carbono, una cantidad 10 veces superior a la emitida cada año por el uso de combustibles fósiles, según los cálculos de la Universidad del Estado de Oregon (EE UU). Edwards advierte de que es una pescadilla que se muerde la cola. En la imagen, árboles calzinados de la selva amazónica en Porto Velho (Brazil), el 23 de agostoUESLEI MARCELINO REUTERS
  • “El problema es que los bosques incendiados pierden carbono a medida que los árboles quemados van muriendo lentamente, lo que provoca un mayor cambio climático y una mayor pérdida de la biodiversidad”, apunta el ecólogo David Edwards. En la imagen, camiones circulan junto a un campo quemado del municipio de Nova Santa Helena (Brasil), el 23 de agosto.
    11“El problema es que los bosques incendiados pierden carbono a medida que los árboles quemados van muriendo lentamente, lo que provoca un mayor cambio climático y una mayor pérdida de la biodiversidad”, apunta el ecólogo David Edwards. En la imagen, camiones circulan junto a un campo quemado del municipio de Nova Santa Helena (Brasil), el 23 de agosto.LEO CORREA AP
  • La progresiva 'sabanización' de la selva es una amenaza real, según alertó en 2016 un equipo de científicos brasileños encabezado por el climatólogo Carlos Nobre, de la Academia Nacional de Ciencias de EE UU. En la imagen, vista aérea de un exuberante bosque junto a un campo de árboles carbonizados ceca del municipio de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.
    12La progresiva ‘sabanización’ de la selva es una amenaza real, según alertó en 2016 un equipo de científicos brasileños encabezado por el climatólogo Carlos Nobre, de la Academia Nacional de Ciencias de EE UU. En la imagen, vista aérea de un exuberante bosque junto a un campo de árboles carbonizados ceca del municipio de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.VICTOR R. CAIVANO AP
  • El neerlandés Pepijn Veefkind dirige el instrumento Tropomi, un sensor a bordo del satélite europeo Sentinel-5P que es capaz de identificar puntos calientes de gases contaminantes en la atmósfera. “Es cierto que los incendios a gran escala en la región amazónica ocurren todos los años. Aunque las condiciones meteorológicas puedan desempeñar un papel, hay que recalcar que la mayoría de estos focos están provocados por el ser humano”, señala. En la imagen, vista aérea de uno de los incendios cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.
    13El neerlandés Pepijn Veefkind dirige el instrumento Tropomi, un sensor a bordo del satélite europeo Sentinel-5P que es capaz de identificar puntos calientes de gases contaminantes en la atmósfera. “Es cierto que los incendios a gran escala en la región amazónica ocurren todos los años. Aunque las condiciones meteorológicas puedan desempeñar un papel, hay que recalcar que la mayoría de estos focos están provocados por el ser humano”, señala. En la imagen, vista aérea de uno de los incendios cerca de Porto Velho (Brasil), el 23 de agosto.VICTOR R. CAIVANO REUTERS
  • Vista aérea de un terreno deforestado en la selva amazónica próximo a los incendios, a unos 65 km de Porto Velho (Brasil), el 24 de agosto.
    14Vista aérea de un terreno deforestado en la selva amazónica próximo a los incendios, a unos 65 km de Porto Velho (Brasil), el 24 de agosto.CARL DE SOUZA AFP

Seguir leyendo

Mundo

Sebastian Piñera, el peor presidente de los últimos 30 años en Chile

editor02

Publicado

on

Por

Según una encuesta realizada por el Centro de Estudios Públicos de Chile, la aprobación del presidente Sebastián Piñera, cayó a un 6%, la peor evaluación de un mandatario chileno desde el retorno de la democracia en 1990.

El estallido de la crisis del 17 de octubre pasado le pasó factura a la popularidad del primer mandatario, de cada 100 ciudadanos, solo seis están de acuerdo con su gestión y 82 la desaprueban, según los datos arrojados por la encuesta.

Seguir leyendo

Mundo

China alcanza su nivel más bajo de natalidad en toda su historia

editor02

Publicado

on

Por

Aunque suena improbable pensando en la dimensión demográfica de un país como China, las autoridades están preocupadas ante el inminente envejecimiento de la población de ese país, pese a que hace tres años fue eliminada la política de un solo hijo.

Este viernes, la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) hizo públicas las cifras de natalidad. En 2019 los nacimientos descendieron por tercer año consecutivo y alcanzaron el nivel más bajo desde la fundación de la República Popular China hace siete décadas.

Los datos de la ONE reflejan que el año pasado nacieron en China 14,6 millones de bebés, es decir medio millón menos que en 2018 y 1,5 millones menos que en 2017. Las estadísticas revelan que no nacían tan pocos niños desde 1961.

La tasa de natalidad del gigante asiático se sitúa entonces en 10,48 por mil habitantes, más alta que la de Japón (7,39 por mil) o Corea del Sur, pero más baja que la de Estados Unidos (11,97 por mil) y muy por debajo de la media mundial, de 18,65 en 2017.

Aunque la nación asiática sigue siendo el país más poblado del mundo con 1.400 millones de habitantes, las cifras indican sin embargo un vertiginoso ritmo de envejecimiento.

Las causas por las cuales la sociedad china envejezca tan velozmente tiene dos vertientes fundamentales: el aumento de la esperanza de vida, que se ubica en 76 años y también por la política del hijo único que se había impuesto en 1979.

Y aunque ahora el Gobierno de China busca vías para estimular la natalidad, ocurre lo que en la mayoría de los “países desarrollados”, la población no quiere tener tantos hijos. Todo parece indicar que aumenta la proporción de divorcios y disminuye drásticamente el número de casamientos o lo hacen cada vez más tarde.

Seguir leyendo

Mundo

Paraguay confirmó la primera muerte por dengue del año

Publicado

on

Por

El Gobierno de Paraguay confirmó hoy la primera muerte por dengue de este año y anunció que se están evaluando otros diez casos de personas que murieron con síntomas de la enfermedad.

Guillermo Sequera, titular de la Dirección de Vigilancia de la Salud, precisó que se trata de un hombre de 68 años residente en la localidad de Mariano Roque Alonso, en el departamento Central, y que el deceso ocurrió en un hospital público.

Asimismo, detalló que ese caso estaba dentro de otros 14 “certificados de fallecimientos con síntomas de dengue”, de los cuales tres fueron descartados y otros diez están siendo evaluados para verificar si efectivamente fueron a causa de la enfermedad.

Según las declaraciones del funcionario, el promedio semanal de casos sospechosos de dengue es de más de 3.000, de los cuales el 76% proceden de Asunción, de su área metropolitana y del departamento Central, las zonas más pobladas del país.

En tanto, el ministro de Salud paraguayo, Julio Mazzoleni, anunció la interrupción de las vacaciones de verano a partir del 1 de febrero del personal sanitario de los centros públicos para hacer frente a las necesidades de la población.

El titular de la cartera sanitaria descartó declarar una “emergencia nacional por dengue” y aseguró que el protocolo de asistencia “no está rebasado”, además destacó que se procedió a contratar a 700 personas, entre médicos, enfermeras y personal de apoyo, consignó un despacho de la agencia EFE.

Además de campañas de concientización para que la población se sume a la limpieza de baldíos, cuya acumulación de basura propicia los criaderos del mosquito transmisor, el gobierno lleva a a cabo operativos de fumigación.

El jueves pasado la Fiscalía anunció la aplicación de multas y de causas penales de hasta cinco años de cárcel para quienes incumplan normativas relativas a la limpieza de baldíos, además recordó que una resolución del Ministerio del Ambiente dispone la obligatoriedad de proceder a la limpieza en el área municipal declarada en epidemia y que en caso contrario el propietario, poseedor u ocupante puede ser considerado “difusor del brote”.

En 2019, Paraguay registró más de 10.000 casos confirmados de dengue, de los cuales 9 fueron fatales.

La peor epidemia fue la de 2013, con 150.000 casos y 252 muertos en un país de casi siete millones de habitantes.

Seguir leyendo
Advertisement
Loading...

APP CN38TV BAJATE

Facebook

Tendencias